Lunes 23.10.2017 | 01:18

Lacar Digital acompañando el deporte comunitario: Real Maipú, un club en formación recibió equipamiento

Imagen de LacarGroup

El sábado por la mañana nuestro diario visitó la canchita de la Usina de San Martín de los Andes para encontrarnos con los chicos de Real Maipú, un club en formación que a pesar de no tener donde entrenar, se las rebusca para que los 59 chicos no se queden afuera.                                    

<--break- />

                                                                                                 Por Adrian Sayas

¿Será que el discurso del deporte y la contención es un verso para mantenernos a todos contentos? Nuestra ciudad, como muchas de este país vive una situación crítica en cuanto al deporte comunitario. No es de ahora, es de siempre. Sólo con visitar las "canchas" podemos interpretar que no se ha logrado hacer mucho por, por ejemplo, el fútbol. La liga local exige para ingresar en un torneo varios requisitos pero qué es lo que da a los clubes que cumplen con esto? Bolsas de cal, dos pelotas profesionales, cuotas al día y personería jurídica actualizada. Hasta ahí todo bien, el tema es qué le ofrece a los cientos de chicos que juegan? No se ven ambulancias en las canchas, tampoco contamos con un césped acorde a un nivel de exigencia deportiva como la que los propios jugadores se plantean. Esto es una cadena, desmotiva, te dan ganas de nada. Jugar en la tierra es un eterno pasado, presente y futuro que no se ha podido superar jamás. Tierrales suspendidos en el aire y las ganas como prioridad. Solo las ganas. Las canchas de San Martín no están a la altura de la garra y la pasión que ponen los dirigentes barriales y de los equipos que integran la liga. Quiero decir con esto, no hay una planificación concreta de cambiar la historia. No existe un proyecto con sostén y compromiso por parte de inversores, tanto sean privados como gubernamentales. Y eso se nota. Tal vez ninguna gestión ha sido completamente efectiva para lograr esto. 

Todos recordamos partidos a cancha llena en el viejo Club Lacar, y desde allí, nunca más nada, solo tierra. La gente que quiere algo mejor está, dejan a sus familias para dedicarle tiempo a los pibes del barrio, a cambio solo reciben emoción por el esfuerzo y sobre todo, varias desilusiones por parte de quienes tienen que hacer algo para todos. Así estamos.

Real Maipú y el amor a la camiseta

A través de la magia de este pueblo, nos contactamos con Karen Trevisan, quien alguna vez se sentaba dos bancos más adelante mío en el CPEM 28 contactó a Lacar Digital porque había visto la publicación del Club Chacarita y Cordones del Chapelco, dos equipos que gracias al esfuerzo de quienes nos auspician logramos ayudar.

"Estamos armando el equipo, son 59 chicos que entrenan donde pueden, la plaza o los campos que nos dejan entrar para entrenar, hacemos las planillas en el capot de los autos de mi hermano o algún papá y nos prestamos medias y botines entre los vecinos del barrio la Vega" dijo Karen a este diario, piedra fundamental del Club Real Maipú.

"Los chicos eligieron el nombre y nosotros los acompañamos. Queremos tener nuestra personería Jurídica para poder avanzar en el equipamiento del club, queremos que los chicos tengan otra opción, que vean que con esfuerzo y valores se logra mucho" dice Karen. Su hermano Cristian no durmió, era el primer partido del equipo que entrenó durante meses entre los juegos de la plaza y el campo de una vecina que los dejó saltar el alambrado. Los pibes le responden, lo miran concentrados y lo respetan. Valoran su esfuerzo, su tiempo, su dedicación. Llevan el sentimiento solidario de su padre, quien desde algún lado los acompaña y les da fuerza. Juega toda la familia, hijos, amigos, primos y hermanos integran un club bien barrial que busca darle contención real a 59 chicos.

Lacar Digital logró comprar 2 pelotas profesionales para que puedan jugar en la liga, un juego de camisetas para los más chicos de entre 6 y 10 años, una escalera de entrenamiento en coordinación que le permite a los chicos desarrollar mejor rendimiento mental para el juego en equipo y conos de entrenamiento. La idea de este diario es simplemente demostrarle a los líderes que llevan adelante estos proyectos que hay gente que piensa en ellos y que no los va a dejar solos.

Iremos por la personería y la búsqueda del lugar de entrenamiento. Desde la redacción de este diario, junto a nuestro equipo agradecemos el espacio brindado por el club para poder sumar y colaborar con 59 chicos mas de este pueblo que amamos tanto.

 

 

Buscá en archivo

Pedí presupuesto
Red Rabbits

&lt;script type=&quot;text/javascript&quot; src=&quot;http://ad.soicos.com/adc/216&quot;&gt;&lt;/script&gt;

Revista 3e