Viernes 17.08.2018 | 06:12

Golpes de puño, palos y patadas en el corte de ruta ayer

Imagen de LacarGroup

Se vivieron momentos de mucha violencia ayer por la mañana cuando vecinos de San Martín de los Andes se enfrentaron a golpes de puño, patadas y hasta palos por un corte de ruta que lideró ATE con empleados del municipio local.

Cuando aparece en escena la violencia brutal entre personas es cuando hay que soliticar otro tipo de medidas. Del lado que sea, debe haber un límite a tanta violencia, tanta ira y tanto odio. Sin pensar un segundo en lo que estaba pasando todo se fue calentando de manera casi imparable, la presencia de los medios que suele ser el freno para que un conflicto pase a mayores, en este caso fue simplemente un "espectáculo" televisado de boxeo que tuvo como ring la mismísima Ruta 40, símbolo de la unión entre pueblos del norte de la Argentina hacia el sur.
Todo bajo la atenta mirada de vecinos, turistas, efectivos de Gendarmería y Policía que tenían un palco especial para VER la pelea. Entre los forcejeos se pudo ver a mujeres de chalecos verdes, hombres con camperas del municipio, otros con uniformes del centro de esquí Chapelco, pero sobre todo se pudo ver a mucha gente que día a día se ve en el supermercado, en la clínica, en el Hospital, la escuela, en el barrio. Trabjadores de un lado, contra trabajadores del otro fueron los protagonistas de una escena que fue triste.
Ante el desborde de insultos que de un segundo a otro pasaron a palos encendidos del fogón del corte, el relato de los periodistas que estaban en el lugar se volvió lento, doloroso, con la impotencia de que ya nada se podría hacer para "juntar las partes" y solucionar algo.
Mas temprano el Secretario de Turismo Alejandro Apaolaza se paró frente a Muñoz, delegado de ATE y mostró que se podía hablar. Muñoz educadamente respondió cada pregunta de Apaolaza, y se puso sobre la mesa la posición de cada uno ante micrófonos, cámaras y sobre todo ante los vecinos que cortaban, junto a los que querían pasar.
Luego unos llamados telefónicos y un grupo se movió al municipio donde la intendenta estaba junto a parte del gabinete leyendo el acuerdo que se había firmado anteriormente. Hasta allí llegó Muñoz, que en pocas palabras le pidió a la intendenta "que de un paso al costado", le reclamó la falta de diálogo a lo que Rebolledo negó rotundamente. Saloniti dijo que no podían enfrentar un aumento tal como se requería simplemente porque no se contaba con esa posibilidad a lo que la discusión se volvió interminable y vaya a saber uno qué irá a pasar.
En las radios locales todo se transmitió en vivo, como en vivo se fueron descargando los vecinos que mezclaban como Muñoz ante Rebolledo, todos los temas: Vertedero, Pozos, Falta de Viviendas, Convenio Colectivo de Trabajo y todo eso que anda dando vueltas y parece nadie resolver.
Mientras tanto los vecinos sienten la desprotección, del ejecutivo, del legislativo que estuvo ausente, del poder Judicial que no se sabe en qué momento actúa ante una situación de tanta violencia como golpes de puño, hombres revoleando palos sobre la cabeza de un tumulto de gente y cámaras que registran el delito. Efectivos policiales que intervienen cuando todo está podrido, gendarmes que miran todo desde arriba y un pueblo que se hizo ciudad a los tumbos, en un frío rincón de esta provincia de Neuquén que mira de reojos pero que no acompaña.
 

 

 

Encuesta

Cuántos Km vas a correr este año en Desafío Miradores 3? :

Buscá en archivo

Pedí presupuesto
Red Rabbits

<script type="text/javascript" src="http://ad.soicos.com/adc/216"></script>

Revista 3e