Lunes 16.07.2018 | 11:45

 

Golpe al corazón

Imagen de lacar

Terminó el Mundial, caímos a pocos minutos de llegar a los penales con la "poderosa" Alemania, no fuimos menos, pero erramos goles. Pudo haber sido penal el rodillazo a Higuaín, pero también pudo haber sido gol el palo que cabeceó el Aleman.

Argentina dejó todo en la cancha. Pueden discutir a Messi, a Higuaín, a Palacio, a Sabella pero sólo sirve para mantener al aire los programas de periodismo deportivo barato que nos hacen ver en la televisión.
Hoy Argentina volvió a estar en lo mas alto del fútbol mundial y Alemania con suerte, suerte y suerte + un poco de orden, se quedó con la Copa. Estuvimos a la altura y podríamos haber traido ese trofeo, pero nos trajimos otra cosa. Volvimos a ser deportivamente respetados, competitivos, mejoramos de 0 a 100 progresivamente y aprendimos que no sirve tener al mejor del mundo si no se juega en equipo, si no se tiene un poco de fortuna. Sabella apostó al grupo, al compañerismo, se bancó muchas pero el último partido no fue como esperaba.
Acá, lejos de Brasil, la euforia y la pasión se contaminó como siempre con los violentos y desesperados de los desmanes. Los que esperan tumultos para descargar su ira, robar, golpear y romper lo que encuentren. Perdiendo el eje de la convocatoria. Ahora serán barra bravas, grupos políticos o anti políticos, siempre hay alguien a quien hecharle la culpa, pero la verdad es que hay mucha gente que espera esto para destrozar y descargar.
¿Perdimos? La sensación es que si, que todo lo hecho este mes no sirvió de nada, depende del lado que lo miremos. Festejamos, nos alegramos, discutimos, nos abrazamos y la Copa del Mundo podría haber sido el broche de oro a un campeonato que nos entusiasmó, pero esperamos mucho de un solo jugador y Messi no es Maradona.
 
 

 

 

Encuesta

Cuántos Km vas a correr este año en Desafío Miradores 3? :

Buscá en archivo

 http://www.interpatagonia.com/

Pedí presupuesto
Red Rabbits

Revista 3e