Jueves 23.11.2017 | 04:30

Concejo Deliberante: Insua contesta el pedido de Sanción que presentó Otharan

Imagen de lacar


Ayer por la mañana, el Concejal Juan Martín Insua presentó una contestación al pedido de sanción realizado por la edil Emilia Otharan a causa de la agresión verbal que habría recibido el pasado 6 de mayo en un cuarto intermedio que realizaba el Deliberante. Allí Insua ante la acusación de "mentiroso" de Otharan le habría respondido, "andá a cagar, andá a cagar, andá a cagar".



A continuación la nota presentada por Insua al Presidente del Concejo Deliberante Raúl Perez:


"Que vengo en tiempo y forma a contestar el traslado de la nota presentada por la Concejal Emilia Otharan respecto al pedido de sanción por los dichos esgrimidos por mí el pasado viernes 6 del corriente.


Que habida cuenta de que se encontraban presentes prácticamente la totalidad de los Concejales, deviene innecesario pasar a relatar lo sucedido, dado que entendiendo que lo ocurrido fue por todos escuchado y contemplado. Sí quiero alegar en mi defensa que la contestación dada a la insinuación maliciosa de la Señora Otharán que en tono grotesco de sorna dio a entender que yo no estaba diciendo la verdad, o que simplemente mis palabras carecían de valor, fue el último de una serie de atropellos verbales por parte de esta señora a los cuales tuve que someterme desde el primer día en que asumí como Concejal (en realidad después de una semana de asumir dado que la Sra. Concejal se encontraba suspendida). Yo puedo entender las “chicanas” como algunos intentan llamarlas, pero nada tienen que ver estas “chicanas” con las alusiones constantes por parte de esta y otra Concejal respecto a que somos corruptos, mentirosos, patoteros, autoritarios y demás; ahí sí no existe respeto alguno a la investidura. Renglón aparte merecen los comentarios que la Concejal realiza continuamente sobre mi persona, en cuanto a mi manera de vestir, que me llame pituco, que si bien están lejos de afectarme como supongo pretende esta Concejal denotan sí  de su parte, una clara y recurrente tendencia discriminatoria hacia quienes tenemos visiones distintas a las de ella.


Que en relación a su condición de mujer y compañera de trabajo, quiero aclarar que en ningún momento fue mi intención sacar ventaja con cuestión alguna de género, todo lo contrario; pasado el pequeño altercado verbal me dirigí a su despacho para expresarle mis disculpas, cosa que me resultó extremadamente difícil habida cuenta de los improperios recibidos mientras a los empujones me sacaba fuera de su oficina. Quiero dejar claramente expresado que mis disculpas eran simplemente a título de cortesía, para erradicar por completo cualquier interpretación errónea sobre alguna postura de género y no por considerar  que su accionar no ameritaba una reacción verbal por parte de mi persona.


Que por último, y ya refiriéndome al significado de la frase dicha por mí que tanto parece haber molestado a la Concejal, la misma puede ser tildada de poco elegante, pero sin duda es del uso coloquial y en ningún momento agraviante a la cualidad de la persona; son mucho más serios, agresivos y profundos, desde un punto de vista moral términos como mentira, corrupción, patoterismo o autoritarismo. La señora Concejal que tanto habla de los “pibes” y de las nuevas expresiones culturales, debería saber que “andá a cagar” es una manera de decir “terminala” y de dar por terminada una discusión inconducente dada con un interlocutor obcecado o persistentemente  peyorativo, etc. por lo cual resulta una expresión bastante más inocente e inofensiva por cierto de lo que esta concejal, seguramente movida por conveniencias políticas, la ha querido hacer aparecer".                                       

 

 

 

Buscá en archivo

 http://www.interpatagonia.com/

<script type="text/javascript" src="http://ad.soicos.com/adc/216"></script>

Revista 3e