Domingo 19.11.2017 | 23:16

Chile elevó el alerta del volcán Copahue a naranja

Imagen de lacar

En Neuquén el nivel continuará en amarillo. Para el vulcanólogo Alberto Caselli, la actividad indica el preludio o el final de la erupción.

El Observatorio Vulcanológico de los Andes del Sur (Ovdas) elevó ayer el alerta de amarillo a naranja para el volcán Copahue al considerar que el sistema volcánico se encuentra "inestable". Además, indica como fundamento de la decisión que el macizo se ha caracterizado por un estado de conducto abierto, "por lo que se infiere la posibilidad de ocurrencia de eventos similares a los producidos en diciembre pasado".

El cambio en el nivel de alerta fue confirmado por el intendente de Caviahue-Copahue, Oscar Mansegosa. "Nosotros vamos a mantener el amarillo. Seguimos atentos y haciendo los controles", indicó.

El Ovdas informó que desde el pasado 15 de este mes se registró un incremento paulatino de la actividad sísmica, además de las incandescencias observadas a través de las cámaras instaladas cerca del volcán. "Se ha observado un incremento paulatino en la ocurrencia de eventos asociados a una dinámica de fluidos en el interior del edificio volcánico", se explicó en un informe publicado por tiempopatagonico.com.

 

Actividad reciente

En los últimos días, el volcán Copahue registró una emanación de gases que provocó una pluma que inclusive fue detectada por fotografías satelitales. “Es una columna oscura”, indicó el vulcanólogo Alberto Caselli, que sigue el macizo neuquino desde 2004 junto a un grupo de profesionales del departamento de geología de la UBA.

El volcán sufrió un aumento de temperatura en su cráter y se observaron resplandores e incandescencias. “Se han visto en todo el mes pequeñas explosiones e incandescencia nocturna, con intensidades que muestran tendencia a la baja”, indicaron organismos chilenos. En este contexto, el Ovdas chileno decidió elevar el alerta de verde a amarillo. En Neuquén, el nivel se mantuvo en amarillo desde la última erupción el 21 de diciembre del año pasado.

“Lo que estamos viendo es un proceso de liberación de gases. Suponemos que lo que está pasando es que se sella un poco el conducto, acumula presión y se destapa. Entonces tira estas bocanadas”, indicó Caselli. Y agregó: “Hay un flujo de calor, evidentemente, pero nos está faltando información que nos podrían dar equipos metidos ahí en la zona para localizar bien los sismos que hay. No sabemos si puede haber otro pulso de magma, por lo que esta liberación de gases podría ser o el preludio de una erupción o el final de la que ya pasó”.

Entre otras cosas, antes de la erupción se secaron las lagunas del cráter. Semanas atrás, las lagunas volvieron a secarse algunos días antes de que se observen las incandescencias. “Hay que estar atentos. El sistema todavía está en desequilibrio”, dijo Caselli. Por esta situación, la Provincia mantuvo el alerta amarillo y se prohíbe el ascenso turístico al cráter del volcán.

“Yo pensé que el proceso eruptivo había terminado, venía en declinación, pero no fue así. Lo que hay que hacer es seguir estudiando con las pocas herramientas que tenemos e ir interpretando. Por eso insisto en que hay seguir estando alerta, porque no terminó y puede haber otro evento”, explicó.

Las últimas erupciones del Copahue se registraron en 1992, 1995, 2000 y la reciente en 2012. Como antecedente, en la erupción de 2000 el proceso eruptivo comenzó en julio y terminó casi en el verano.

 

Fuente: La Mañana Neuquén. Foto: Archivo.-

 

 

Buscá en archivo

Pedí presupuesto
Red Rabbits

<script type="text/javascript" src="http://ad.soicos.com/adc/216"></script>

Revista 3e