Sábado 20.01.2018 | 15:38

Carta Abierta a la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN)

Imagen de lacar

Estimados Señores, 

Les escribo como padre de una alumna de 3º grado de primaria de la Escuela Pública en San Martín de los Andes, Neuquén. 

Hoy, 12 de septiembre de 2012,  a la tarde he conocido con sorpresa a través de una línea y media escrita por mi propia hija en su cuaderno de comunicaciones que mañana ella no podrá asistir a clase debido al paro docente convocado para mañana jueves, 13 de septiembre. A falta de cualquier otra explicación acerca de los motivos del paro, los convocantes del mismo, las acciones previas que se han llevado a cabo para resolver el conflicto, y, en su caso, el calendario de paros previstos, me he puesto en contacto con la escuela donde la vicedirectora muy amablemente me ha facilitado parte de esta información. Aparentemente, y por la información que he recibido verbalmente de la vicedirectora de la escuela, hay otro para convocado para el próximo jueves 20 de septiembre, sin que por el momento tenga ningún tipo de comunicación ni oficial ni no oficial acerca del mismo.

No dudo ni pongo en cuestión sus motivos para realizar estos paros, que según tengo entendido (como repito no he recibido ninguna información por parte de ustedes al respecto) son debidos a un conflicto salarial que mantienen con el Gobierno de la Provincia por un incumplimiento de compromisos adquiridos por el mismo. Pero me veo en la obligación de si cuestionar fuertemente su manera de actuar en función de la responsabilidad que ocupan los docentes por razón de su cargo, y del compromiso inherente que dicho cargo conlleva con los alumnos, con las familias y por ende, con la sociedad entera. 

Lo mínimo que uno esperaría para poder comprender, y en su caso incluso apoyar, una medida extrema como esta que colisiona directamente con el derecho de la educación consagrado por nuestra Constitución, es una explicación por escrito a todas las partes afectadas (escuelas, alumnos, familias, gobierno provincial) de cuál es el conflicto que se plantea y de porque no hay otra forma de resolverlo que con una medida que menoscaba el derecho de la educación de nuestro chicos. Asimismo sería absolutamente necesario que se comunicara un calendario de paros con suficiente antelación como para que las familias tuvieran tiempo de reaccionar y organizar su vida laboral y familiar en función de los paros establecidos. 

Si realmente queremos construir una sociedad en serio, es necesario que cada uno desde nuestra responsabilidad empecemos a hacer las cosas de otra manera; predicar con el ejemplo es la única manera de que nuestros reclamos y reivindicaciones resulten creíbles y nos ganemos el respeto necesario para que estos sean acompañados por el resto de la sociedad, de forma que nuestros diferentes gobiernos (municipal, provincial y nacional) a su vez empiecen a actuar con mayor seriedad y responsabilidad de cara a los ciudadanos. 

Sinceramente me parece extraordinariamente negativo el mensaje que mandamos a nuestros chicos con actuaciones de este tipo, en que un colectivo puede hacer dejación de sus responsabilidades sin ningún tipo de aviso previo ni explicación, dejando los derechos de los demás, derechos algunos de ellos fundamentales, absolutamente postergados.

Debido a la cantidad de días de clase perdidos durante el presente curso, ya sea por paros de auxiliares, de docentes, o por jornadas institucionales les solicito desde aquí una mayor sensibilidad con los usuarios de la escuela pública. Honestamente no podremos construir una sociedad más libre y más justa si nuestros chicos raramente tienen más de tres días de clase por semana y donde el mensaje que reciben es que uno puede abandonar sus responsabilidades sin explicación alguna sin que ello tenga consecuencias de ningún tipo.

Atentamente,

José Ramón Fernández

DNI 94.777.093

e-mail: jrfpinar@gmail.com

 

 

 

 

Buscá en archivo

Pedí presupuesto

<script type="text/javascript" src="http://ad.soicos.com/adc/216"></script>

Revista 3e