Domingo 19.11.2017 | 01:43

Apropiación de bebés: Raquel Briceño y su marido, un ex militar, recibieron tres años de prisión en suspenso

Imagen de lacar

La ex jueza de Paz de Junín de los Andes, Raquel Briceño, y su marido, el sargento retirado del Ejército Rodolfo Manzini, fueron condenados a tres años de prisión en suspenso por sustracción de menores, supresión de identidad y falsificación de documento público. El juez Jorge Criado resolvió condenar al matrimonio durante la audiencia de juicio abreviado realizada ayer en la Oficina Judicial de nuestra ciudad.

 
 

Briceño fue denunciada en septiembre de 2015 por su hija Sonia Manzini por haberse apropiado ilegalmente de un niño a quien bautizó Julio Rafael Manzini. Según la declaración de Sonia, en 1976 Julio Rafael fue entregado a sus padres por el ex juez de Paz de San Martín de los Andes, Julio Quiroga (ya fallecido). “Recuerdo con claridad que Julio Quiroga ingresó con un bebé y a partir de ese momento ese menor se incorporó a nuestra familia como mi hermano”, había dicho Manzini durante una entrevista con LM Neuquén.

En diciembre de 2015, Alicia María Sifuentes, una mujer de San Martín de los Andes, aseguró que era la madre de Julio Rafael. Relató que a los 16 años había tenido un hijo con Quiroga y que unos meses después éste se lo quitó “con engaños”, diciéndole que “lo iba a criar una hermana, y se lo dio a la jueza”, quien en 1976 se desempeñaba en el Registro Civil de Junín de los Andes. Briceño anotó al niño como su hijo biológico.

El año pasado, un estudio de ADN confirmó el lazo sanguíneo entre Julio Rafael Manzini y Alicia Sifuentes.

Luego de escuchar la condena del juez, la ex jueza de Paz le pidió disculpas por el delito cometido a Sifuentes, quien por videoconferencia siguió las alternativas de la audiencia en una oficina judicial de Junín de los Andes.

El fiscal de San Martín de los Andes, Fernando Rubio, comentó que luego de un cuarto intermedio la pareja, a través de su abogado defensor, asumió la responsabilidad penal de los delitos y se estableció un acuerdo de 3 años de prisión en suspenso. “Ellos reconocieron expresamente la responsabilidad penal de los delitos tal como nosotros los presentamos”, explicó.

La causa fue derivada por la Justicia Federal a la neuquina al entender que los delitos no fueron de lesa humanidad, porque no formaron parte de un plan sistemático de robo de bebés ocurrido durante la última dictadura.

 

 

 

Fuente: LMNeuquén

 

 

 

 

 

Buscá en archivo

 http://www.interpatagonia.com/

Pedí presupuesto
Red Rabbits

<script type="text/javascript" src="http://ad.soicos.com/adc/216"></script>

Revista 3e